La muerte del PC

Está claro que no asistiremos mañana mismo al funeral del PC (ordenador personal, tomado en sus distintas variantes: ordenador de escritorio, portátil, etc.), pero también parece más que claro que el fin del reinado del PC llega a sus últimos días arrastrado por los avances tecnológicos en otros ámbitos. Ya lo estamos viviendo, pero la penetración de los PC en nuestras vidas es tan fuerte que cuesta ver que su elevada penetración es un indicio mismo del comienzo de su declive.

El concepto de PC ha sido un concepto revolucionario que ha permitido que la informática se haya convertido en una de las áreas más transdisciplinares, ya que a día de hoy casi cualquier tarea requiera del uso de un ordenador, desde atender el correo personal, gestión del tiempo, escribir documentos, realizar cálculos básicos, gestión de compras, ventas, entretenimiento, etc. Los PC han contenido durante años nuestra información más valiosa, así como han sido el motor que gestionaba esa información como un pequeño cerebro electrónico que nos ayuda en nuestras tareas del día a día. De hecho el PC también ha ayudado a la popularización de Internet, de una forma simbiótica, al principio facilitando el acceso a la red de redes a los ususarios desde sus casas, y en último tiempo beneficiándose de las posibilidades de la red para aumentar el interés de los consumidores por tener un dispositivo tipo PC para conectarse a la red de redes.

Así pues, el modelo de simbiosis entre el PC e Internet de hace unos años, marcaba al PC como el dispositivo que almacenaba y gestionaba la información, e Internet era el canal por donde la información podía distribuirse. En cierta manera, Intenet se utilizaba como una gran autopista de información, y eran el PC y el propio usuario los “vehículos” que circulaban por este canal de información a sus anchas. Sin embargo esto ya no es así. Cada día más, los datos están en la red (nuestro correo, nuestros documentos, nuestras imágenes,  marcadores, reflexiones, etc.). Y no solo eso, los conceptos de Cloud Computing y del Software as a Service han llevado la inteligencia a la red, dejando desnudo de interés al PC. El PC ya no es el rey, porque el rey es el que tiene y gestiona toda la información. El PC ha dejado de ser el vehículo para convertirse en el canal, en este caso canal de acceso a los datos y a la inteligencia de la red.

Y como canal de acceso, el PC es un tanto nefasto, tanto para las empresas que viven de la distribución de los mismos, como para los usuarios. Para las empresas porque, como comenta Charlie Stross en su post “The real reson why Steve Jobs hates Flash“, los PC ya son ‘commodities’ y dejan un margen de beneficio bastante bajo (salvo excepciones como Apple que se posicionan en la parte ‘premium’ del mercado). Por otro lado, el desarrollo de la banda ancha móvil sigue su curso y ya en algunos países sobrepasa en capacidades a la banda ancha fija (al menos en términos relativos de velocidad/movibilidad), por lo que el interés se lo llevan dispositivos que son más adecuados para aprovechar esta banda ancha móvil, como son los ‘smartphones’ (iPhone, Android, etc.). La Internet móvil es cláramente el siguiente paso en la evolución, pero debemos prestar mucha atención a un marco más genérico donde se encuentra situada: la Internet de las cosas.

Ya lo hemos comentado anteriormente, los datos y la “inteligencia” (o capacidad de cómputo), ya están en la red, y la interconexión desde cualquier lado ya es un proceso que está prácticamente resuelto con la banda ancha móvil (aunque en algunos países como España vayamos con cierto retraso). Así pues, estamos totalmente preparados para empezar a interconectarlo todo. Primero los móviles, pero también cualquier otro tipo de aparato electrónico. Algunos dispositivos se han adelantado, como las videoconsolas, que con su facilidad de conexión a la red ya permiten el juego online multijugador, el acceso y descarga a contenidos adicionales para los juegos, o contenidos multimedia de todo tipo, convirtiéndose poco a poco en media-centers. Otros dispositivos, como las televisiones, van por el buen camino también. El otro día veía una presentación de una empresa española, Solaiemes, donde daban detalles de su tecnología, que permite la comunicación desde la televisión con otro tipo de dispositivos (por ejemplo teléfonos móviles). Todo apunta a que la televisión se convertirá en el lugar ideal para hacer videoconferencia, así como para navegar de forma lúdica.

A mi ya me parece maravilloso poder comprar un e-book desde donde quiera con mi Kindle, y me emociona pensar qué podremos hacer dentro de 3/4 años con cualquier dispositivo nuevo que aproveche el poder de la red. Al igual que el Kindle aprovecha los datos que Amazon tiene de nostros para personalizar la Kindle Store y ofrecernos los libros que más se adaptan a nosotros, ¿qué no podrá hacer una televisión, o una nevera conectadas a la red y con acceso a nuestro historial de películas/series o compras? El PC se muere, pero lo que está por llegar nos lo hará olvidar muy rápidamente.

(Imagen de cabecera: CC-by-SA-ND de kmevans)

  • LuisKA

    En algún otro sitio he leído acerca de la muerte del PC, y me parece una exageración este pensamiento. Hay aficiones como el modding, el overclocking y el gaming extremo que no pueden llevarse a cabo en una plataforma distinta al desktop de toda la vida.

    Si bien es cierto que en cuanto a comunicación está siendo sobrepasado por casi cualquier innovación tecnológica, en el aspecto del rendimiento es el vencedor indiscutible, y el mercado desktop gaming (que suele venir de la mano del modding y el overclock) es bastante grande como para sugerir que el PC se muere.

  • Pingback: La muerte del PC()

  • pepe

    Se escribe ‘declive’ y no ‘declibe’

  • Nelson

    ¡Qué más quisieras!

    JA JA

  • JoSeK

    @Luiska, cuando digo “la muerte” me refiero al fin del reinado del PC como elemento de interconexión por excelencia. Al igual que a veces se dice que el e-mail ha “matado” el correo postal, y esto no quiere decir que no se envíen muchas cartas (que se envían a millones todos los días), pero el correo postal se ha visto brutalmente desplazado como elemento de vital importancia dentro de la comunicación y como elemento socio-cultural. Por otro lado, no creo que el sector del desktop gaming pueda soportar toda una industria como la de los PCs durante mucho tiempo, y menos como los servicios de streaming de videojuegos que ya están saliendo en USA.

    Ya veremos que pasa en los próximos 5/10 años, pero pensad que cuando hace 10 años se hablaba de los ordenadores portátiles casi nadie pensaba que fueran a desplazar a los pc de sobremesa en ventas y hace más de dos años que los portátiles han desplazado de forma brutal a los sobremesa en ventas. ¿Esto significa que no se venden PCs de sobremesa? Se siguen vendiendo, pero incluso antes de cruzarse los caminos en ventas, los ordenadores de sobremesa ya eran ‘commodities’ que dejan un margen muy pequeño a sus fabricantes, y entonces el negocio ya estaba en los portátiles. Ahora hasta los portátiles son commodities (salvo algunos modelos situados en la parte alta).

    También conviene analizar las necesidades de la inmensa mayoría de la gente. Para acceder al correo, navegar por internet un poco, y escribir un par de documentos, no tiene sentido comprarte un PC cuando empiecen a salir dispositivos más adecuados. En este sentido, el iPad está todavía muy limitado, pero cuando se remodele el concepto y salga más competencia, este tipo de dispositivos pueden ser el reemplazo perfecto de millones de PCs que están anquilosados en muchas casas.

    Yo no me veo desarrollando software con ninguno de los dispositivos que están saliendo últimamente, pero tampoco me veo a mi ni a nadie de mi entorno como el “usuario medio” que es el impulsor de las ventas de un producto.

    P.D: Arreglando ya mismo lo de ‘declive’, thanx!

  • Adrian

    Estoy de acuerdo con el post a un 50 %.

    Los PC’s cumplieron, cumplen y cumplirán su función durante mucho tiempo.

    Y desde mi punto de vista su hegemonía se mantendrán mientras los métodos de salida y entrada de información no se perfeccionen.

    Mientras se más rápido escribir con el teclado de un ordenador de sobremesa o portátil que con un teclado virtual ( o incluso físico ) de un dispositivo “móvil” (véase iPhones, Androids, etc) el usuario no se moverá hacia los dispositivos móviles totalmente. Y lo mismo ocurre con la salida de información, los e-books tienen éxito porque solo 4 tenían huevos para leer ebooks en las PDA’s . Mientras no encontremos la manera de reproducir el tamaño de una pantalla en un dispositivo móvil ( uno de los grandes retos de la actualidad ) se seguirán “manteniendo” las estaciones de trabajo convencionales, véase PC/portátil, por la velocidad/usabilidad que proporcionan en la entrada/salida.

    La limitación no esta en la portalidad sino en la usabilidad a mi ver.

    Un abrazo !

  • http://www.javiercuervo.com Javier Cuervo

    Completamente de acuerdo. Es el momento del software. Después el software se normalizará y será el momento de otra cosa.
    Es impresionante ver a los niños de hoy cómo se relacionan con las pantallas, ellos las ven como ventanas al mundo, eso sí, hay ventanas pequeñas y oscuras como las teles de antaño, hay otras ventanas más grandes pero sucias como las teles de hoy; hay otras ventanas buenas que son los ordenadores de sobremesa, y hay buenas ventanas que sus padres llevan encima como los teléfonos 3G. Pero sólo son ventanas por las que miran al mundo.
    Llegó el momento de obviar las especificaciones y buscar las ventajas.

  • LuMartín

    Me gusta la frase de @Javier Cuervo: es el momento del software. Esa es la clave. Me parece curioso (y bastante romántico) ver cómo la tendencia es volver a los inicios. Hace no demasiado tiempo un modesto ordenador casero tenía que durarnos tanto tiempo que ni siquiera nos planteábamos una actualización en un futuro cercano. Entonces yo era un niño que veía cómo los juegos para su MSX mejoraban a lo largo de los años sin que cambiase la plataforma. En todo caso aparecía un Joystick más moderno, o algo similar. Entonces se invertía en software, y invertir en software es invertir en talento humano: el software son los desarrolladores. La ley de Moore y su estimación cuantitativa del crecimiento tecnológico vaticinaba tácitamente este momento.

    En los últimos años hemos visto cómo toda esta historia se repetía con las videoconsolas. Plataforma inamovible durante 6 o 7 años, especialización y mejora del software a lo largo del tiempo. En la última generación, a todo esto se ha unido el desarrollo de las interfaces (Wii Remote, Project Natal, PS Move…). Conjuntamente, han llegado los nuevos dispositivos móviles, primero en forma de teléfonos, recientemente como “tabletas” (si bien es cierto que este tipo de dispositivos tienden a actualizar el hardware regularmente, quedando rápidamente obsoletos).

    Como informático me alegro mucho de toda esta tendencia. Un amigo contaba una historia muy divertida sobre un proyecto que hacían en su empresa en el que desarrollaban un sistema experto (no recuerdo la aplicación específica). Cuando le explicaban al cliente que el cuello de botella del sistema era la velocidad de razonamiento del motor de inferencia, a éste le parecía evidente la solución: “pues metemos dos motores, ¿cuánto cuesta?”. La forma de crecer que ha impuesto el modelo de negocio del PC ha inculcado esta mentalidad en la gente, y ha devaluado el talento de los desarrolladores. Hemos llegado al punto en el que el programador es algo secundario, un recurso en el que no es necesario invertir demasiado (¿para qué, si puedo aumentar la potencia de mis máquinas a bajo coste para hacer funcionar un software de mala calidad?).

    La estabilidad del hardware requerirá de buena formación, especialización y justa competencia para los desarroladores. Se acabó que cualquiera pueda programar a nivel profesional. No os confundáis conmigo, no me gusta el falso elitismo y aborrezco el término “intrusismo”. Esto tiene poco que ver con titulaciones, pero sí con skills y talento. Amigos, es el momento de que Programación vuelva a escribirse con mayúsculas.

  • JoSeK

    Adrián, fíjate que me estoy refiriendo a un usuario medio. ¿Tu no crees que un usuario medio (el que usa el correo/navega por internet y poco más) no preferirá un dispositivo tipo iPad (pero mejorado) en lugar de un PC?

    Javier, al igual que @LuMartin, me encanta lo de “es el momento del software”. A ver si sacamos todo el talento que ha habido en este país para el desarrollo de software y conseguimos prosperar, que aún recuerdo la época dorada de los videojuegos donde en España se desarrollaban juegazos de primera.

  • http://blog.krygle.com luiX_

    Yo tambíén discrepo un poco en que se pueda decir que el PC vaya a “morir”, pero si que es verdad que empieza a ser suplantable para ciertas cosas.

    De todas formas, no termino de ver la relación entre el uso del cloudComputing y que el avance del hardware vaya a mermar… los servidores seguirán sufriendo cada vez más cuánto menos sufran los clientes, así que no veo yo una “frenada” cercana en el tema del hardware…

    Yo lo que veo cada vez se ve más posible el “todo en uno” que podamos llevar en el bolsillo y enchufar al llegar a casa y que sea el único dispositivo con el que usemos la nube.

  • Pingback: Es el momento del software – Blog de Javier Cuervo()

  • http://www.blogger.com/profile/00104002213802603941 Miguel Angel Mori

    Comparto la opinión de la muerte de la PC como dispositivo de la red. Vamos a ver que nos trae el futuro. Tal vez más errores ortográfico, lo que sería bueno, ya que ese no es el error.

  • Aaron Garcia

    hola, a mi en lo personal me parece algo muy incongruente pensar en la muerte del PC, porque todo el contenido de la red no aparece por si solo, se tiene que programar, todos los sitios web se programan por medio de un PC. no entiendo a que se refieren con “la muerte del PC”
    textualmente yo pensaria a que hacen mencion a que desaparecera, pero vuelvo y repito y todo ese contenido de la web como va a ser creado??
    realmente me parece una afirmación un tanto absurda.

  • http://shelleymichael.co.cc/ Shelley Michael

    […] unos días José Carlos Cortizo escribía en su blog La muerte del PC en el que trataba la convergencia de dispositivos de la que se viene hablando desde hace varios […]